Koan – Diálogo Zen

Los maestros Zen enseñan a sus jóvenes pupilos a expresarse.

Dos templos Zen tenían cada uno su aprendiz, al que mandaban cada mañana a buscar verduras, y se cruzaban a diario en el camino.

“¿Dónde vas?”, preguntó uno.

“Donde me lleven mis pies”, respondió el otro.

Camino montañas

Esta respuesta intrigó al primer aprendiz, que acudió a su maestro en busca de consejo.

“Mañana por la mañana”, le dijo el maestro, ” cuando veas al otro aprendiz, pregúntale la misma pregunta. Te dará la misma respuesta, y podrás preguntarle qué harías si no tuvieras pies. Eso le pondrá en su lugar”

Los aprendices se cruzaron de nuevo la siguiente mañana.

“¿Dónde vas?” preguntó el primero.

“Donde quiera que me lleve el viento”, respondió el otro.

viento soplando

Esto nuevamente dejó sin respuesta al joven, que volvió a acudir a su maestro.

“Pregúntale dónde iría si no hubiera viento”, sugirió el maestro.

El  día siguiente los chicos se cruzaron por tercera vez.

“¿Dónde vas?” preguntó el primer aprendiz.

“Voy al mercado a por verduras”, respondió el otro.

verduras

Si la vida es cambio constante, porque esperamos la misma respuesta a la misma pregunta?

Fuente (Traducción propia)

Anuncios

2 Respuestas a “Koan – Diálogo Zen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s